Trace Communication, S.L. CIF B-31671704 Inscrita en el Registro Mercantil de Navarra, Tomo 720, Folio 178, hoja 14874. Calle Nueva 30 31001 Pamplona, España, Teléfono (+ 34) 648 05 47 72 . Copyright © Trace Communication, S.L. Política de cookies Política de Privacidad Información Legal

En este método se explica:

1. Cómo cambiar la autoimagen

Nos vamos a centrar en cambiar la autoimagen, que es el origen de estos trastornos de alimentación. Vamos a ayudar a cambiar la imagen que tienen distorsionada y hacer que su autoimagen corresponda con su imagen actual.

2. Cómo aumentar la autoestima y sus valores

Vamos a explicar técnicas para aumentar su autoestima. Autoestima es la conciencia de ser aptos para la vida y para lo que vivir implica. Autoestima es lo mismo que auto-eficacia, la capacidad para pensar y afrontar los desafíos que la vida nos va presentando. Autoestima es lo mismo que auto-dignidad, la confianza en nuestro derecho a ser felices, el sentimiento de ser dignos, de merecer, de tener derecho a afirmar nuestras necesidades y a gozar del fruto de nuestros esfuerzos

3. Cómo cambiar sus pensamientos negativos

Esta es la clave del asunto, ya que su cerebro hace un determinado tipo de pensamientos de tal forma que los interpreta de forma incorrecta y les hace tener miedo o tristeza.

4. Cómo evitar los atracones, cómo eliminar el vómito y cómo bloquear las autolesiones

Vamos a usar unas técnicas para evitar los atracones, el vómito y autolesiones.

5. Cómo hacer que nunca más vuelva a pasar

(+34) 648 05 47 72
Calle Nueva 30 31001 Pamplona  España
infopadres@anorexiaobulimia.com            
Porque produce RESULTADOS rápidos y permanentes en el tiempo
POR QUÉ ESTE MÉTODO VA A AYUDAR A TU HIJA A SALIR DE LA ANOREXIA O LA BULIMIA


Soy Ricardo Ros, estoy especializado en el tratamiento de todos los procesos relacionados con la ansiedad. Durante los últimos 30 años he trabajado como psicoterapeuta en mi despacho profesional en Pamplona. Este libro es el resultado de mi empeño en conseguir métodos psicológicos que funcionen y que ayuden a las personas a resolver sus dificultades.


Recomendado por médicos y psicólogos
Lo que te han dicho hasta ahora sobre la anorexia y la bulimia


Tratan de cambiar la conducta
No es la conducta la que se tiene que modificar. Hay que cambiar la autoimagen y los pensamientos. Las personas que sufren de anorexia o bulimia tienen una imagen de si mismas distorsionada de su cuerpo en general o de alguna de sus partes. Ven su autoimagen diferente a la realidad. No tienes problemas con su cuerpo, sino en cómo se representan, sienten y viven ese cuerpo. Ven su cuerpo muy gordo o ven anchos los muslos, el culo, la cintura o los senos. También tienen sentimientos y emociones en relación con su cuerpo o alguna zona del mismo, de tal manera que obtienen satisfacción y modifican su comportamiento en función de su apariencia.


Las anoréxicas y bulímicas tienen que ir a muchas sesiones de terapia y tomar medicación.
No necesitas acudir a terapia durante meses o años. Eliminar la anorexia se puede conseguir sin sufrimiento. Con un tratamiento interdisciplinar entre el especialista en dietética y nutrición y el psicólogo cognitivo los resultados empezarán a ser visibles antes de lo pensado. El trabajo del psicólogo consiste en descubrir los mecanismos internos que hacen que esa persona tenga una autoimagen distorsionada y una autoestima por lo suelos y definir la estrategia para conseguir el cambio de la autoimagen y de la propia autoestima. Generalmente en las técnicas psicológicas se suele tratar de modificar la conducta, pero no la autoimagen.


Porque dicen que todo depende de la voluntad. Insisten que todo depende de la fuerza de voluntad, que se tienen que esforzar, porque ellos ya están haciendo todo lo posible por ayudarte, pero que ellas "se resisten"
No es cuestión de voluntad, sino de cambiar la estructura de los pensamientos que nos están produciendo los problemas de anorexia o bulimia. Si no se les facilita las herramientas adecuadas dificílmente van a poder reeducar los pensamientos que les llevan a tener esa conducta. Las personas que sufren anorexia o bulimia no tienen problema con su cuerpo, sino con cómo se representan, sienten y viven su cuerpo.


Dicen que la anorexia y la bulimia se debe a las madres obesas, a los genes, a una disfunción hipotalámica, a una depresión, a preocupaciones sexuales o que no quieren hacerse mayores
No se ha demostrado nunca científicamente ninguna de esas afirmaciones. Los principales trastornos alimenticios, como la anorexia, la bulimia o la adicción a la comida, proceden de proyectar en la comida cualidades y emociones ajenas a ella. La educación nutricional debe ir más allá de una dieta equilibrada, ejercicios, composición de alimentos, porque debe enseñar a comer para alimentarse, en definitiva a no comer de una manera emocional.


Dicen que la anorexia y la bulimia viene de factores culturales, como el culto a la delgadez
Si lo fueran, toda la juventud sería anoréxica, y afortunadamente no es así. Hay muchos más factores. El tratamiento más efectivo tiene que darse desde una posición interdisciplinaria entre el especialista en dietética y nutrición y el psicólogo. El trabajo del psicólogo debe centrarse en cambiar la imagen que tienen de si mismas. Ellas mismas pueden modificar su autoeimagen y sus pensamientos (una vez se les han facilitado las herramientas oportunas), incluso existen técnicas para eliminar síntomas tan comunes como los vómitos y los atracones.






Este método explica en qué consiste el problema, establece un modelo de actuación, da una solución y un cauce para tratarlo.

FUNCIONA. No provoca reactividad en el paciente, al contrario, lo convierte en sujeto de su propia curación.

Evita el conflicto entre padres e hijas. Es la hija la que va a resolver ella misma el problema, sin coacciones. Es convencer, no dominar ni obligar.
Cuando la autoimagen está distorsionada la persona se ve a sí misma con alteraciones en la apreciación y percepción de su cuerpo o de algunas partes de su cuerpo y también puede experimentar ansiedad, depresión, baja autoestima y tratará de que su conducta trate de evitar ese grado de insatisfacción, por lo que dejarán de comer o comerán más de lo necesario.

Las anoréxicas y bulímicas no tienen problemas con su cuerpo, sino en cómo se representan, sienten y viven su cuerpo. Ven su cuerpo muy gordo o ven anchos los muslos, el culo, el estómago, la cintura o los senos.

Aunque estén muy delgadas, no se fían del peso que tengan o si se ven en un espejo no reconocen su imagen reflejada, porque tienen esa distorsión de su cuerpo. Solo se fían de su propia percepción y sus sentimientos, no creen en la información de las demás personas, sus familiares o sus médicos.

Tienen pensamientos internos de que no les gusta una parte de su cuerpo y pueden sentir odio hacia su cuerpo, rechazo o asco.
Cómo ven su cuerpo
Familia Puig
Mi enorme agradecimiento por su trabajo porque ha salvado la vida de mi hija. Mi hija le envía unos panellets porque usted le dijo que cuando pudiera comer panellets estaría curada.

Familia Molina
Le envío este email porque mi hijo está mucho mejor, ya ha empezado a comer y ya tiene una enorme sonrisa. Dentro de quince días pasaremos por su consulta.

Juncal (59 años)
Cuando cumplí 59 años mi cuerpo empezó a cambiar de una forma importante. Hacía tiempo que había dejado de ser una joven pero a base de esfuerzo conseguía mantenerme en forma y el peso a raya. Sin embargo durante ese verano me abandoné un poco y ya no hubo forma de volver a mi peso habitual. Empecé a obsesionarme y a tontear con la comida de tal forma de caí en una anorexia nerviosa. Durante un año se lo oculté a mi marido y familia hasta que el bajón de peso tan marcado que tuve los puso en alerta. Mi marido conocía a Ricardo Ros porque él también es psicólogo. Con las técnicas de su libro y una sesión en su consulta de Pamplona he recuperado la normalidad respecto a la comida y mi cuerpo, acepto el paso del tiempo aunque eso no significa que no siga haciendo deporte y cuidando mi alimentación, pero siempre con orden y salud.

Lorena M. (21 años)
Yo siempre he tenido miedo a los chicos (...) Ahora me gusta un chico y voy a ir a por él.

Juan M.Z. (Psicólogo)
Estuve en su curso en Madrid y apliqué sus técnicas a una bulímica y efectivamente funciona. Sigo trabajando pero ha avanzado mucho. Quiero hacerle una pregunta en relación con la técnica de los vómitos (...)

Andrés Martín (44 años)
Sé que no soy el prototipo de persona con bulimia, ya que tengo 44 años y además soy varón. Sólo quiero agradecerle su dedicación a personas que han sufrido bulimia como yo. Lo que usted me ha enseñado es diferente a todo lo visto hasta ahora y he conseguido salir del pozo en el que me había metido. Me aclaró todas las dudas que tenía y con sus técnicas he conseguido volver a tener una vida normal sin atracones y vómitos. He conseguido salir a cenar con mis amigos y cenar de una forma normal y sin darme atracones al llegar a casa. ¡Gracias!

Fátima Fernández (38 años)
Soy ama de casa y cuido de mis dos hijos. Paso muchas horas sola en casa y hace 4 años empecé a obsesionarme con que mi cintura era demasiado ancha. Mi marido me insistía en que no era así pero pensaba que me engañaba porque yo la veía desproporcionada. Empecé a no comer, toda mi vida giraba entorno a la comida, los gramos, las calorías…me aislé completamente de mi entorno hasta que mi marido compró su libro y lo empezamos a trabajar juntos. Desde el primer momento supe que eso me ayudaría y así fue. Ya no estoy de mal humor y tengo ganas de hacer planes y pensar en el futuro.

Jorge (39 años)
Somos Jorge y Nadia, somos pareja desde hace 6 años y queríamos darte las gracias porque con tu método sobre la Anorexia Jorge vuelve a ser el de antes. Ha dejado de odiarse y ha empezado a quererse y cuidarse. Llevamos poco tiempo trabajándolo pero los resultados ya son evidentes. Además de su salud has salvado nuestra vida en pareja.

Para los padres: Anorexia y Bulimia. Cómo cambiar la autoimagen
Para las hijas: De princesas de cristal a reinas
17 Euros (con IVA incluido)
Fuera de Europa: 14,05 Euros

No arriesgues la relacion con tu hija,  no uses un camino de confrontacion que en vez de resolver el problema hará  que la solucion sea mas compleja y dificil.

Prólogo de la actriz
Ana Milán



Amar el cuerpo significa cuidarlo pero también respetarlo. Amar el cuerpo es dar gracias por nuestra salud, nuestras piernas que con sus defectos nos pueden llevar hasta donde deseemos. Amar el cuerpo significa entender que nada seduce tanto como una sonrisa, nada es tan atractivo como una mujer que se ama.

Amar el cuerpo es no dejar que nada le haga sufrir.

Cada cuerpo adquiere su belleza máxima cuando es mimado y protegido, cuando nada le agrede, si estás leyendo este libro, tal vez necesites que te echen una mano, tal vez estés atravesando un mal momento, ojalá el momento de curación llegue pronto, no desaproveches tu vida sufriendo por favor, no te hagas daño, todo lo bueno está ahí, esperando, pide ayuda y afíliate a la vida, tú puedes.
Estos dos libros están en el mismo ebook
CÓMO CAMBIAR LA AUTOIMAGEN
Anorexia y Bulimia
Modificar la autoimagen para que sea real

En este libro nos vamos a centrar en cambiar la autoimagen, que es el origen de estos trastornos de alimentación. Vamos a ayudar a cambiar la imagen que tienen distorsionada y hacer que su autoimagen corresponda con su imagen actual. También vamos a modificar su autoestima y sus valores y, por último, vamos a cambiar sus pensamientos negativos.

Tanto las anoréxicas como las bulímicas tienen todas estas características:

1. Trastorno de la autoimagen corporal. Su autoimagen mental está distorsionada, ven su cuerpo con otro aspecto, estructura o función y su percepción de su cuerpo o de alguna de sus partes está lejos de la realidad. Sentimientos negativos sobre su propio cuerpo y conductas relacionadas con su autoimagen.

2. Baja autoestima. Autoestima es la conciencia de ser aptos para la vida y para lo que vivir implica. Autoestima es saber que soy eficaz para resolver las situaciones que dependen de mí, saber que soy digno de ser amado y capaz de amar a los demás, saber responsabilizarme de mis sentimientos y de mis conductas, vivir conscientemente y comprender que mi vida es consecuencias de mis decisiones.

3. Aislamiento social y deterioro de la relación social con los demás. Saben que reciben críticas por su aspecto y por lo tanto se aíslan. No hablan, no sonríen, se centran en sus propios pensamientos. Buscan la soledad, se sienten diferentes a los demás y no son capaces de satisfacer las expectativas de los demás. Se sientes desprotegidos cuando están en público. No sienten interés por los demás, no tratan de dar cariño ni amor, tampoco lo reciben. Únicamente se sienten bien cuando hablan con otras personas que tienen anorexia o bulimia.

También tienen sentimientos y emociones en relación con el cuerpo en general o sobre alguna parte de su cuerpo, así como la satisfacción del cuerpo o comportamientos relacionados con la apariencia.

Es decir, las personas con anorexia y bulimia cambian las percepciones y pensamientos, sus creencias sobre el cuerpo y su propia experiencia corporal, haciendo autoafirmaciones internas, diálogos internos, en relación con su propio cuerpo distorsionado. En la autoimagen mental de estas personas hay una diferencia entre la realidad corporal y su propia percepción de su cuerpo.

La anorexia y la bulimia están basadas en una autoimagen mental distorsionada, pero también en pensamientos, sentimientos y conductas sobre su propio cuerpo y su experiencia corporal junto con temas culturales y sociales.